martes, agosto 18, 2009

Historias de baño

Historias de baño

Historias de bañoA quién no le paso una historia buena o mala en el baño??Con esta imagen me puse a pensar en las historias que más de uno puede tener en este recinto.

Siempre nos dan consejos de los cuidados que se debe tener cuando uno va al baño público....que primero se debe limpiar el asiento del inodoro con papel higiénico y luego forrarlo con papel encima...y por ultimo que debía hacerlo en posición de aguilita que consiste en balancearte sobre el inodoro en una posición de sentarse sin que tu cuerpo haga contacto con el asiento.

Para empezar esta historia, es de una señora que fue a un baño público y le paso cosas muy singulares, vaya cosas!! ahi les va...

Dijo que había una fila de mujeres que parecía que iban a dar boletos para ver a los Jonás Brothers. Ahí estuvo esperando turno pacientemente, sonreía amablemente a las demás que también están discretamente cruzando las piernas o moviendo la rodilla así como entonando una canción, Finalmente le toca tu turno.

Entra al baño y checa por debajo para ver si no hay piernas. Todos estaban ocupados..... De pronto... , uno se abre y se lanzo casi empujando a la persona que iba saliendo. Que entra y el pasador no funcionaba, no importa dijo lo sostendré con la mano . Cuando quiso colgar el bolso se dio cuenta que no había ningún gancho, se lo colgó del cuello y casi se desnuca porque el bolso pesadísimo está lleno de tantas sonseras que le fue metiendo y que a veces no sirven para nada. Se coloco en posición de aguilita y . . . Ahhhhhh . . . que alivio . . De pronto sintió ganas de echarse un pedal, pero se aguanto por temor a que salga sonando como motor de moto vieja y que todos se rieran.

Bueno pues ya sentada en el aire, descargando toda la vejiga, apretando para que no saliera un pedal. . ..... De repente, que le suena el celular, que estaba obviamente en el bolso. Ahí fue cuando sus muslos empezaron a temblar. Se quería sentar, pero no tuvo tiempo de limpiar el asiento ni lo cubrió con papel. Por suerte el teléfono deja de sonar. Busco el papel higiénico, pero... UPS no manches... el rollo esta vacío...! sus piernas temblaron cada vez mas.

Se acordó de un pedacito de Kleenex con el que se limpio la nariz. Lo busco en la bolsa y por suerte estaba por encima de todo lo arrugo de manera esponjada. Ya se iba a limpiar cuando en ese instante, alguien empuja la puerta de tu baño y como el pasador no funcionaba y tenia las manos ocupadas, recibes tremendo golpe en la cabeza. Les grito enfurecida y como una loca: " OCUPADOOOO!!!!". Mientras continuaba empujado la puerta con la mano libre, suena de nuevo el celular y en el intento de apagarlo definitivamente, el pedacito de kleenex que tenias en la mano se le cayó exactamente en un charquito que había en el piso y no estaba segura si era agua o mmmmm... pipi.... ! Le dio un calambre en los chamorros, Se fue de espalda y cayó sentada en el asiento del inodoro. Se levanto rápidamente y con un poquito de asco, pero fue demasiado tarde. Su trasero ya entró en contacto con todos los gérmenes y formas de vida del asiento porque nunca lo cubrió con papel higiénico, (que de todos modos no había), sin contar el golpe en la cabeza, el desnuque de la correa del bolso, la salpicada del chorro en las piernas y en las medias.... y para amolar el recuerdo de mi tía diciéndole – “ no sabes la clase de enfermedades que puedes agarrar ahí”……….

Pero la historia no termina ahí... después el censor automático del sanitario, esta tan confundido que soltó el agua como si fuera una fuente y manda todo al colector con tal fuerza que se tuvo que agarrar del tubo que sostiene el papel de baño (cuando hay). Aquí fue cuando finalmente se rindió. Estaba empapada por el agua que salió del baño como fuente. Exhausta, trato de limpiarse con un celofán de unos chicles Adams que traía; y luego salio al lavamanos, como no funcionaba no se lavo las manos.Salio pasando junto a la línea de mujeres que aun están esperando con las piernas cruzadas y meneando la rodilla y en estos momentos era incapaz de sonreír cortésmente. Un alma caritativa al final de la línea le dijo que traía arrastrando papel higiénico pegado al zapato....! Tironea el papel del zapato, lo pone rudamente en la mano de la mujer que le dijo que lo traía pegado y le dice suavemente: “Toma... puedes necesitarlo...!!!”.

MORALEJA: " Siempre pero siempre ve al baño antes de salir de casa "

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada