lunes, julio 20, 2009

Solo para ti

Sonrisa
Había una vez una señora que llama a un electricista y le dice: Señor, ¿Podría usted venir a arreglar el timbre de mi casa?

El señor responde: Claro señora, deme su dirección, señora en este momento voy saliendo para allá.

Pasa una hora y media y el señor nada que llega, entonces la señora decide llamar al hombre por el celular.

Suena el celular y el señor responde: Buenas tardes, ¿Que desea?Y la señora le dice al señor:¿Piensa usted venir? (con tono irónico) El señor responde: Señora, si tengo una hora tocando el timbre y usted no me abre

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada